Rosel González Montoya

Originario de Chiapa de Corzo, Chiapas; a la edad de 9 años aprendió lo básico sobre tallado artesanal en madera y ámbar; a los 17 años el Maestro Reynaldo, escultor reconocido por su premio obtenido en Japón mejora la técnica de Rosel al tallar. Con 18 años comienza a obtener primeros lugares en concursos estatales.

A los 20 años, se especializa en el tallado de ámbar y destaca su participación en foros nacionales de la cultura mexicana, y es en 2015 cuando expone en las salas del Vaticano, dos grandes nacimientos autóctonos de la región Altos de Chiapas.